El día más largo

Aunque en realidad es el sábado el día de cambio de hora y cuando tendremos una más, esta experiencia Erasmus ha alargado cada día un poco más y eso, al cabo de una semana se nota: hemos podido trabajar en los centros de acogida y las compañías con las que se relacionan, meternos de lleno en la vida de los neerlandeses de la mano de nuestros partners y disfrutar activamente de sus ciudades, con paseos y degustaciones en sus restaurantes y  bares. Una semana muy completita.

Este ultima día, sin duda, ha sido muy largo: a las 9 y con las maletas en el coche de Sais, nos dirigimos a Maastricht de nuevo, al Leeuwenborgh, donde participamos de las clases de los alumnos de ICT. En este centro los alumnos también disponen de espacios diáfanos compartidos por estudiantes de distintos niveles. Semanalmente el profesorado  hace coaching con los distintos grupos en que está dividido el aula y con ello el seguimiento de las semanas de prácticas está asegurado.

Nos llamó la atención el seguimiento personalizado a dos alumnos de procedencia siria que ya venían con formación de aquel país y cuyo avance era más rápido del habitual. Para esa clase personalizada, nos dirigimos a otro espacio en los que el mobiliario tradicional  de un aula se ha sustituido por pallets con cojines, sillas de diseño y demás para hacer el aprendizaje más cercano (eso nos dicen).

Después de 5 días, que han supuesto un esfuerzo para todos (socios, profesores,  alumnos y, por supuesto nosotras, hablando inglés e intentando entender el dutch para movernos en restaurantes y medios de transporte), Jeroun organizó una entrevista con un alumno de orígen mejinaco, Moritz, para aclararnos aspectos que se nos hubieran quedado en el tintero.

Moritz (Mauricio para su madre y para nosotras) nos comentó que él había iniciado previamente estudios en otra familia profesional, pero que eran aburridos con tanta teoría  y que el estilo de aprendizaje, la metodología, utilizada en Vista College era muy buena porque, aunque durante algunas semanas eran contenidos conceptuales, las semanas de proyecto realmente eran un reto y les motivaban a seguir estudiando. Nos animó a utilizar el aprendizaje basado en proyectos  para que los alumnos estuvieran más motivados (ahí queda eso).

Con Gabrielle y Jeroun compartimos el almuerzo en un cercano restaurante mientras nos explicaban cómo había cambiado la ciudad en los últimos años,  sus infraestructuras, por el crecimientos apabullante de la ciudad que originaba interminables atascos durante todo el día.  Tras 15 años de obras (¡¡¡¡) todo está arreglado.

A las 13: 51  comenzamos en Aachen nuestro regreso a España: 1:30h de tren hasta Dusseldorf,  45′ el llegar a la puerta de embarque por avería de la lanzadera que une la estación con la terminal, 3h de espera al embarque, 30′ de espera por colapso en el espacio aéreo,  30′ más porque a un señor le dio un ataque de ansiedad (normal) y pidió bajarse del avión,  3h de vuelo desde Dusseldorf hasta Málaga y finalmente en el hotel a las 01:30h…. casi nada.

Y esto acaba. Ya solo queda un post  de esta movilidad en nuestro blog, un post resumen de experiencia de vida, de crecimiento profesional y personal, de esencia de Erasmus+

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s